Conoce los olivos jóvenes, sus características, y cómo cuidarlos

¿Origen de los olivos?


Los olivos son oriundos de la Península Ibérica y los países del Mediterráneo. El clima que predomina en estas zonas, ha permitido que los olivos crezcan y se sigan desarrollando desde hace miles de años y hasta la actualidad.

Se dice que fueron los musulmanes quienes comenzaron a sembrar en grandes cantidades los árboles de olivo. Pues consideraban su aceite como una bendición con la que se ungían.

Su aparición ha sido registrada principalmente en países europeos, y algunos no europeos con el mismo clima. Como lo son España, Grecia, Italia, Australia, Chile y Perú.

Su uso milenario incluso se localiza desde los egipcios, griegos, romanos, musulmanes, y hasta nuestros días.

Actualmente, el símbolo universal de la paz, es una paloma con una hoja de olivo, ¿te habías dado cuenta?


Características de los olivos jóvenes


Las principales características de los olivos jóvenes, son su tamaño, escases de hojas, y un tronco delgado. Los olivos jóvenes para decotraciçon urbana son los más solicitados por su precio y longevidad.

En las condiciones climáticas adecuadas, tebdrán un futuro largo y prometedor, como ejemplo, sus ancestros, olivos milenarios y centenarios, de hasta 1,500 años de antigüedad.

Es recomendable que los olivos jóvenes crezcan en tierra bien nutrida, fertilizada, con poca agua y bien drenada. En climas cálidos y secos principalmente.


Cuidados para plantar un olivo joven


El primer paso para plantar un olivo joven, es buscarle una buena ubicación, que el lugar donde ha de crecer, tenga suficiente sol.

Plantarlo con una distancia mínima entre seis y siete metros de distancia a cualquier otro árbol.

Hacer un hoyo unas seis veces más grande que su tronco: con la finalidad de darle espacio para crecer.

Limpiar la tierra: lo ideal es quitar todas las raíces de otras plantas que pudieran estar por brotar, así como la mala hierba. Esto ayudará a tu olivo joven a adaptarse mejor y crecer libremente.

Usar grava y arenilla en el fondo: la razón de esto es que la tierra necesita estar bien drenada, pues los estancamientos de agua, estresarán a las raíces de tu joven olivo. Una vez que las hayas puesto en el fondo (dos o tres metros de profundidad), puedes verter la tierra en cima.

No enterrar mucho a tu joven olivo: con que cubras sus raíces varios cms, será suficiente, ya que éstas se secan cuando están enterradas a profundidad.

Su sistema de riego más apropiado es por goteo: los olivos no están acostumbrados a recibir mucha agua, será conveniente que lo riegues por goteo.


Poda de los olivos jóvenes


Hay diferentes tipos de poda, en este momento solo nos centraremos en las principales:

  • Poda de formación:este tipo de poda se durante los primeros diez años, y se recomienda una vez o dos veces cada año. Su función es la de dar forma al olivo, regularmente circular, para dirigir su crecimiento.
  • Poda de aclareo o producción:su función se centra en cortar las ramas del olivo que obstaculizan la llegada de la luz a las zonas productivas. De esta forma se incita la producción de los ramales más capaces.
  • Poda de pinzamiento: esta poda, es en función de mantener la estética que se desea del olivo, y quitar las ramas que sobresalgan, así como los chupones que le crecen al árbol.

Plagas en olivos jóvenes


Durante la época más vulnerable de los olivos, que comprende hasta los 10 años, se debe de cuidar que contraigan cualquier tipo de plaga.

Entre las más comunes se encuentran los ácaros y repilos, en estos casos, lo mejor es consultar con un especialista para que te ayude a determinar el tipo de herbicida que has de usar.

Otro aspecto que hay que cuidar, especialmente durante su crecimiento, es el desarrollo de hierba mala a su alrededor. Puedes retirarla manualmente, hasta que el árbol crezca y su sombra impida el crecimiento de más plantas a su alrededor.


¿Cuándo se comienza a cosechar aceitunas de un olivo joven?


Los olivos jóvenes, por lo regular, empiezan a florear y a producir sus primeros frutos, entre los dos y cuatros años de vida.

Sin embargo, no se les considera realmente productivos, hasta pasados los primeros siete años de vida.

De ahí en adelante, pueden ser muy productivos hasta los 150 años de edad. Durante ese tiempo, todo dependerá de los cuidados, climas, fertilización, control de plagas, y microorganismos de la tierra.

Para incentivar su producción, puedes fertilizarlos con nitrógeno, fósforo y potasio.


Adquirir olivos jóvenes


Si deseas adquirir uno o más olivos jóvenes, para comenzar con tu propio cultivo de aceitunas, o por el solo hecho de ver crecer un árbol milenario en tu casa u empresa, ¡queremos escucharte!

¿Tienes dudas? ¿Quieres cotizar un presupuesto o saber hasta dónde podemos enviarte tu olivo joven? ¡Contáctanos! (34) 62 64 95 901 o en info@olivosextremadura.com