¿Qué son los olivos milenarios?


Son árboles increíbles, que fácilmente podrás reconocer cuando tengas uno de frente. Su copa, es tan grande y frondosa, que es capaz de cubrir y dar sombra, a docenas de personas y animales.

Se conocen como olivos milenarios, a aquellos árboles, que superan los cuatro metros de perímetro del tronco. Y además, contar con una altura mínima de 1,50 metros.

La razón, es que cada metro de perímetro del tronco, crece alrededor de 200 años. Por ello se les conoce con el nombre de olivos milenarios.


¿De dónde son originarios los olivos milenarios?


Los olivos milenarios son una tradición de la Península Ibérica y los países del Mediterráneo. En España, existen grandes cultivos de olivos milenarios. Incluso existe un Museo de Olivos Milenarios.

El clima que tenemos, favorece mucho el crecimiento y preservación de este mítico árbol, al que le gustan las temperaturas cálidas.

Los veranos secos y calurosos, además de los inviernos fríos pero poco húmedos, hacen de España, un lugar ideal para el cultivo y crecimiento de estos majestuosos árboles.

Se cree que fueron los musulmanes quienes comenzaron con el cultivo de grandes cantidades de árboles de olivo, hace miles de años.


Características de los olivos milenarios


Entre las principales características de los olivos milenarios, destaca su gran tamaño.

  • Su crecimiento es muy lento, cada metro del perímetro del tronco, crece en unos 200 años.
  • Las copas de estos árboles alcanzan en promedio, los 30 metros de perímetro en la copa, algunos más.
  • Miden alrededor de cuatro metros de altura, en edades avanzadas; llegan a los ocho metros en el perímetro del tronco. Y hasta los 13 metros en la base del tronco.
  • Crecen en zonas cálidas y mayormente secas.
  • No les gusta la humedad, ni el agua estancada
  • Requieren mucha luz.
  • Son árboles venerados ancestralmente.
  • Representan grandes virtudes.
  • Sus frutos tienen propiedades medicinales.

Cuidados para plantar un olivo milenario


Si te has decidido a adquirir un olivo milenario, pero crees que necesitarás de un experto para plantarlo en tu hogar, te adelantamos que no es así.

Los cuidados para plantar un olivo milenario, son exactos, pero fáciles. Veamos:

  • Elige un buen lugar para plantarlo: busca un lugar que no apunte al norte, ya que estos árboles requieren mucha luz para vivir.
  • Haz un hoyo tres veces mayor que el perímetro de tu olivo milenario: además de ser tres veces más ancho que tu olivo, también debe ser tres veces más profundo.
  • Limpiar la tierra: ya elegiste el lugar, ya hiciste el hoyo, ahora verifica que la tierra esté limpia, no dejes ningún tipo de raíces de otras plantas o semillas, para facilitar la adaptación del olivo a su nuevo hogar.
  • Usa grava y arenilla para el fondo: antes que regresar la tierra al hoyo, agrega un poco de grava y arenilla en el fondo del hoy. Esto mantendrá el agua drenada, evitando estancamiento de agua, algo que el olivo no tolera.
  • Agrega la tierra limpia: encima de la grava y arenilla, echa la tierra que has limpiado.
  • No enterrar más de 5 cm: asegúrate de no enterrar el olivo más abajo que 5 cm u 800 mm. Las raíces del olivo milenario se secan si están muy enterradas.
  • Primavera y otoño: son las épocas más favorables para el cultivo de olivos milenarios, así como para reubicaciones.

Cuidados cotidianos para un olivo milenario


Ya que hiciste un buen trabajo plantando tu olivo milenario, debes darle algunos cuidados de forma cotidiana.

Los olivos milenarios no están acostumbrados a recibir mucha agua, sin embargo sí a recibir agua de forma dosificada.

  • Agrégale agua a través de un sistema de riego por goteo. Suena minucioso, pero recuerda que ya hiciste lo más difícil: comprar el árbol. Ahora te corresponde cuidarlo.
  • Córtale las ramas que nazcan hacia abajo, y las que sobresalgan por encima del terrón. También corta las ramas que crezcan al pie del árbol, y a lo largo del tronco.

Con estos cuidados, tu árbol de olivo milenario tendrá un aspecto radiante y elegante.


Simbolismos de los olivos milenarios


Los olivos milenarios han representado virtudes y bendiciones para diferentes culturas. Y prueba de su universalidad, es la Paloma de la Paz con una hoja de olivo en el pico.

En Grecia, los ganadores de las olimpiadas eran premiados con guirnaldas de olivo, que representa además la sabiduría.

Los olivos milenarios han sido identificados como símbolos de prosperidad, fertilidad y abundancia. Son claro ejemplo de la resistencia, fortaleza y renovación.

También se dice que una ramita de olivo en la puerta del hogar repele malas energías, ¿te imaginas todo lo que podría hacer un árbol completo?


Aceite extra virgen de olivos milenarios


Otro de los grandes atributos de este árbol, es su fruto: las aceitunas. De las cuales se extrae un aceite extra virgen de los olivos milenarios.

A este aceite extra virgen de olivos milenarios, se le atribuyen una gran cantidad de propiedades benéficas para el ser humano.

Desde hace miles de años, se creía que el aceite de oliva era curativo, y en la actualidad sus propiedades se han comprobado.

El consumo de aceite de oliva ayuda a mantener en equilibrio el sistema digestivo, reduce el colesterol dañino, y protege el sistema inmunológico.

Además, ayuda a mantener fuerte el corazón, es fuente rica de antioxidantes y vitamina E, por lo que ayuda a mantener la piel y cabello saludables. Y por si no fuera poco, también es antiinflamatorio.


Adquirir un olivo milenario


Si estás decidido a adquirir un árbol de olivo milenario, nosotros te ofrecemos la posibilidad de elegir el que más te guste, con el que más te identifiques.

Además, si lo deseas, podemos gestionar el transporte hasta tu hogar. Nuestro personal está altamente calificado para cuidar de tu olivo milenario hasta su llegada a tu destino.

Tenemos envíos nacionales e internacionales, ¡Más información! (34) 62 64 95 901 o en info@olivosextremadura.com